93 154 73 64
Rambla Catalunya, 92 3r 2a porta B 08008 – Barcelona

Blog

PATROCINIO DE CLUBS DEPORTIVOS

PATROCINIO DE CLUBS DEPORTIVOS

Durante los peores años de la crisis el deporte ha aportado la ilusión que faltaba, ha emergido como uno de los pocos sectores que estaba motivado y generaba acción. No es casual que sea este sector el que haya aportado vitalidad y esperanza en momentos de decaimiento global.

Desde hace unos años todo el mundo comenta sobre los valores del deporte, unos valores que algunos ya conocíamos pero de los que todo el mundo habla ahora. Curiosamente en el momento en el que se dice que la sociedad ha entrado en una crisis de valores, el deporte emerge como una guía.

Una socieda que hace deporte es mejor que una que no hace. El deporte implica disciplina, sacrificio, ganas de superación, y quien incorpora estos elementos en su cotidianidad tiene más herramientas para superar las adversidades.

Pero además, la práctica deportiva genera unas reacciones físicas y químicas que nos aportan optimismo, claridad mental y vitalidad. El deporte es casi más  es casi saludable para la mente que para el cuerpo.

Pero, a parte de estas consideraciones, hay un aspecto clave que explica el empuje que el deporte ha dado a la economia: el deporte nos aporta una experiencia y, casi siempre, positiva. De manera que las marcas comerciales ha encontrado el instrumento que los acerca a su target y que, además, les garantiza un impacto positivo. Por este motivo, no sólo han aumentado las esponsorizaciones de las empresas que ya invertían en deporte, si no que, cada vez más empresas quieren esponsorizar actividades o entidades deportivas (o personas). No hay nada mejor que llegar a tu público objetivo cuando éste está sonriendo, emocionado o viviendo una experiencia intensa. Pocos sectores generan estas situaciones como lo hace el deporte.

Pero que esto sea una realidad objetiva no significa que sea fácil que una empresa invierta en una actividad o club deportivo. Precisamente el hecho de que intervengan más empresas, obliga a una mayor profesionalidad, a un mayor rigor, porque cada vez hay más  actividades deportivas a patrocinar. Cada vez más deportistas y más entidades activan su entorno en la búsqueda de patrocinadores, ya cada vez el patrocinador es más exigente.

Convertirse en una entidad a patrocinar, quiere decir activarse y dejarse ver y, una vez nos han visto, tenemos que enamorar con los valores, con el proyecto, con la imagen que ofrecemos. este camino no es fácil ni rápido, como todo camino requiere preparación y constancia. Así que si quieren obtener recursos económicos, este es el momento, pero háganlo de la la mano de profesionales, trabajen como les digan y tengan paciencia. Nada que vale la pena es rápido, fácil y gratis. Pero si vale la pena, la vale.

Vale la pena invertir en deporte, porque representa invertir en una sociedad saludable, activa y optimista. Vale la pena generar proyectos deseables y contribuir a subir el ya muy alto nivel deportivo que ya tenemos. Juntos, patrocinados y patrocinadores consiguen sus objetivos empresariales y sociales de una manera muy gratificante.

Deja un Comentario